Cofradías y asociaciones

 

 LA COFRADÍA DE ÁNIMAS
 
 La Cofradía de ánimas, se fundó en 1725 por el entonces párroco de San Nicolás, don Gregorio Jacinto Pérez Valdés y el sacerdote encargado de esta vicaría don Juan Fernández, quien entra como cofrade sin pagar cuota pero comprometiéndose a asistir, sin estipendio, a algunos actos de la misma.
 El texto, de unas veinte páginas, se conserva manuscrito en el Archivo Histórico Nacional (Sección pergaminos de Avilés, Belmonte, carpeta 1.567, Iglesia de San Nicolás, nº 8.739).
 La Cofradía se regentaba por un mayordomo elegido cada año por votación que tenía lugar en el cabildo de la capilla de Miranda el día 4 de agosto, festividad del patrono Santo Domingo de Guzmán, antes de la misa solemne. Por citar algunos de los mayordomos de un cierto interés, el año 1732 sale elegido Bartolomé Casio Pumariega que sucede a Fernando Varela siendo contador de la Cofradía durante este tiempo un alfarero: Manuel Mariño, siendo párroco de San Nicolás Gregorio Jacinto Pérez Valdés (1722-1734). En 1740 se nombra mayordomo a Domingo Fernández Reconco a quien sucede José Suárez  "que por su devoción quería servir a esta cofradía dicho año". Estaba de párroco en San Nicolás don Francisco Fernández Busto (1734-1756).
 En las actas del año 1787 nos encontramos con un dato interesante como es el que ya en aquella época el patrono de la capilla era Santo Domingo de Guzmán y no de la Calzada como erróneamente se dijo en varios trabajos y que yo en un principio acepté como dato fidedigno. El texto es bien claro: "... en el pórtico de la capilla del Patriarca Santo Domingo de Guzmán...". Es teniente de cura en san Nicolás don Benito del Tejo Acevedo por don Fernando Antonio Trelles (1756-1793) y es nombrado mayordomo don Domingo García Barbón (vicario de la Villa) que sucede a don José Gutiérrez.
 El día 14 de agosto de 1796 se reúne por última vez la Hermandad. Entre los cofrades hay algunos nombres que aparecen insistentemente en las nóminas de alfareros como contribuyentes de la moneda forera del Ayuntamiento: Antonio Varela y Manuel Mariño Lobera. Se trata de reformar algunos artículos, entre ellos los que se refieren a trasladar los caudales a manos del párroco de San Nicolás. Desconocemos las causas y si fue motivado por algún tipo e irregularidad en la gestión. Jovellanos ya da cuenta en sus Diarios de que los bienes eclesiásticos de la aldea de Miranda iban directamente al Cabildo y Obispado de Oviedo.
 ¿Qué fines perseguía esta Cofradía? Sabemos que el s. XVIII fue una época de gran esplendor para estas hermandades, aunque los gremios artesanos iban ya en decadencia, pero el culto a los difuntos, "las ánimas" como vulgarmente se decía, persistía entre la gente como fruto de una intensa predicación sobre "los novísimos".
 Uno de los lugares donde este culto se intensificaba era en los cruces de los caminos posiblemente como una herencia animista precristiana, pues se creía que en ellos se reunían "las ánimas" de los difuntos. De ahí puede arrancar posiblemente la costumbre mantenida hasta no hace mucho, de detenerse los entierros en cada cruce de camino rezando el sacerdote un responso y depositando los fieles una limosna. Frente al Cementerio  Municipal de La Carriona, precisamente en otro cruce de caminos, existió una capilla de ánimas en la que los fieles arrojaban, por entre las rejas de la puerta, sus limosnas. Pero no sólo aquí sino que en diversos lugares de la parroquia existen aún topónimos y cruces con fechas: la Cruz de Illas, la Cruz de la Foguera, que fue sacada de su lugar por estar medio enterrada a la orilla del camino y trasladada a la pared de enfrente. Otras cruces estaban en La Curtia, el La Carriona frente al Cementerio, y acaso en La Cruz de Illas.
 La Cofradía conserva aún un Reglamento compuesto de diez y ocho capitulaciones:

   REGLAMENTO DE LA COFRADÍA

  1ª.- Primeramente que en esta hermandad o Cofradía ha de haber ciento cincuenta cofrades legos así de hombre como mujeres, de cuyo número no se ha de poder exceder, aunque para ello los que pretendan entrar ofrezcan excesivas limosnas, por no convenir.

    2ª.- Item es condición que cada uno de los que entrasen por tales cofrades hayan de pagar de entrada dos reales de vellón y media libra de cera de limosna, y siendo marido y mujer hayan de pagar cuatro reales de esta moneda y una libra de cera.

  3ª.-Item que en esta Hermandad o Cofradía no se haya de admitir cofrade señor que tenga Don, traiga espadín, peluca, ni bolsa en el cabello, y que el mayordomo que los admitiese sea multado en cuatro libras para aumento de la cofradía.

  4ª.- Item, que si llegase el caso de que esta cofradía y hermandad tenga algún caudal para comprar algunos censos bienes raíces o muebles y pretendiese algún señor venderlo, que el cofrade que votase a su favor sea excluido de esta cofradía por experimentarse graves inconvenientes y daños de lo contrario.

  5ª.- Item que el día tres de agosto de cada año se hayan de oficiar las vísperas cantadas en esta capilla, con el Párroco y tres sacerdotes y el siguiente día del santo se haya de decir en su altar una misa cantada con los mismos sacerdotes y Párroco que en las Vísperas y que acabado de celebrarse la misa haya de salir en procesión el glorioso Santo hasta la Capilla de Santa Ana, que se halla en esta aldea, donde haya de entrar esta procesión.

  6ª.- Además que a la Misa y Vísperas se hayan de poner en este altar seis velas, y a la procesión sacándose hachas, las cuales hayan de llevar los cofrades y que el que se excusase sea multado en un cuarterón de cera.

 7ª.- Item, que la elección de mayordomo se haya de hacer el día del mismo Santo y antes que se entre a la Misa Cantada, y que el mayordomo siempre nombre a su riesgo, mayordomo que le suceda quien ha de entrar afianzando, y que ninguno pueda ser dos años consecutivos uno en pos de otro, sino un año sólo, aunque de devoción lo intente, y que haya de dar las cuentas del año de su mayordomía la dominica primera de octubre de cada año, aprovechándose de los dos meses que hay de intermedios para la cobranza de depósitos, entradas y más emolumentos que tuviese esta cofradía, y que la mayordomo que no lo ejecutase así se le carguen al tiempo de las cuentas que diese por vía de multa dos libras de cera.

 8ª.- Item, que el cofrade que fuese nominado por mayordomo y no aceptase el nombramiento sea multado así mismo en otras dos libras de cera, y no las queriendo pagar que se le excluya de esta Cofradía sin darle cera ni sufragios cuando muera.

  9ª.- Item, que el Párroco, por razón de Vísperas, Misa cantada y procesión se le dé de limosna doce reales de vellón en cada un año y que a los tres sacerdotes que asisten a lo referido, si fuesen cofrades no se les dé estipendio alguno, y si no lo fuesen se les dé dos reales de vellón a cada uno.

  10ª.- Item que por el alma de cada cofrade que muera se le haya de hacer un oficio con su vigilia y Misa cantada, y decirle así mismo tres misas rezadas, y que el Párroco, por razón de la misa cantada y vigilia, se le haya de pagar cada vez seis reales vellón y a los tres sacerdotes que dijeren las tres misas rezadas y oficiasen la vigilia y Misa se les pague a cada uno dos reales y medio de vellón por ahora y para estas misas y vigilia haya de poner el mayordomo vino y cera, y poner cuatro hachas encendidas en el cuerpo de la iglesia parroquial de esta villa mientras el oficio, el cual y las misas rezadas se han de decir al quinto día.

  11ª.- Item que cada cofrade de los que hubiese en esta Cofradía, por cada uno que muera haya de pagar dos cuartos de vellón de depósito, marido y mujer cuatro, y acabado el año cada cofrade por vía de depósito anual haya de pagar medio real y marido y mujer un real.

 12ª.- Item que el cofrade que estuviese dos años sin pagar los depósitos, pierda el derecho que tuviese a los sufragios y cera de esta cofradía y sea excluido de ella, y para que el entierro y cualquier día de los funerales de cada cofrade que muera se le den doce hachas, cuatro para un hijo, y dos para un criado, y que sea de la obligación del mayordomo, avisándose antes de llevar estas hachas a la parte donde se le dijese se necesitan y que así mismo sea de la obligación de este mayordomo el avisar al párroco y capellanes la víspera del oficio.

 13ª.- Item que cada segundo domingo del mes se haya de  decir en el altar del santo una misa rezada por la cual se haya de dar de limosna al párroco que al presente y para adelante fuese, tres reales por cada una con la aclaración que para estas misas no haya de ser de la obligación de esta cofradía ni sus mayordomos el poner vino y cera.

 14ª.- Item, que el mayordomo que diese la cera prestada a alguna persona aunque sea cofrade, más que para en los días que sea de la obligación de la cofradía, sea multado así mismo en otras dos libras de cera.

  15ª.- Item que el señor Morán de la Riva, escribano de número de esta villa y Notario Apostólico, se le admite por cofrade hermano de esta cofradía y a doña Ana María Fernández Cifuentes Villa de Rey, su mujer, libres de entrada y depósitos por el trabajo que el susodicho tiene en la disposición de estas constituciones, y con la obligación de asistir para en adelante durante su vida a las elecciones de mayordomos, cuentas de ellos y más asuntos y acuerdos que tenga esta cofradía por su persona u otra en su nombre.

  16ª.- Además, que si alguno de los cereros de esta villa quisiese entrar por cofrade hermano con la obligación de fabricar las hachas y velas de esta Cofradía sin estipendio, sea libre de las pagas de entrada y depósitos.

   17ª.- Item que se pueden admitir tres cofrades sacerdotes libres de pagar entradas y depósitos con la obligación de asistir sin estipendios a las vísperas, Misa cantada y procesión del santo y que sean siempre preferidos para en las misas y oficios de los cofrades difuntos en la forma que quedó expresado.

  18.- Item, que acabadas las misas de los primeros domingos del mes se haya de decir un responso rezado por las almas de los cofrades difuntos, al cual haya de tener el mayordomo o persona en su nombre no estando el presente, una vela encendida en la mano, y que estas velas y hachas hayan de ser todas ellas de cera amarilla, y que así mismo al tiempo de estas misas se pueda pedir con el platillo en esta capilla para alumbrar al Santo.

 "Todas estas capitulaciones según y de la manera que quedan expresadas fueron leídas y publicadas por mí, el presente Notario al dicho don Gregorio Jacinto Pérez Valdés, como a tal cura y cofrade que es admitido y al antedicho Juan Fernández capellán de dicha capellanía, quien así mismo fue admitido por tal cofrade en la conformidad que expresa la constitución décimo séptima de este libro; a Santos Calvo, Diego García Ricavo, Mateo Fernández de Pravia. Ignacio García Ricavo, Juan de Miranda, y otros cofrades todos de esta dicha Cofradía que por excusar prolijidad no van expresados, los cuales cada uno por lo que les toca se obligan y obligaron por sí y en nombre de los demás que no concurren a este acto por quienes prestan caución de rato grato ¿? en forma de cumplir en todo y por todo con el tenor de otras capitulaciones y los otros ...”.

 LAS HIJAS DE MARÍA.- El día treinta de noviembre de 1897 el primer párroco, Don José Galán, acude al Obispado para inscribir otra Cofradía mirandina: La Archicofradía de las Hijas de María. Se aprueba su Reglamento.
 Tras las nuevas directrices del Concilio Vaticano II la Cofradía deja paso a otras actividades pastorales más en consonancia con los tiempos modernos, cesando prácticamente en 1968.
 En octubre de 1920, una cubana llamada doña Ramona Ceballos, viuda de don Ramón Suárez López, funda juntamente con la superiora del Colegio del Santo Ángel de Miranda, sor Blanca Oiza, la Congregación de La VISITA DOMICILIARIA siendo párroco entonces don Francisco Cabal.

 Además de las citadas asociaciones y cofradías funcionaron en la parroquia con más o menos éxito la ACCIÓN CATÓLICA, CARITAS, JOC, la HOAC/F, la Obra de la Santa Infancia, Apostolado de la oración, algunos Grupos Bíblicos, La Obra del Catecismo que bien merecían un capítulo aparte dada su labor.

COFRADÍA DE LA DOLOROSA.- Fundada a instancias de Antonio Rodríguez de La Cruz de Illas,y José García García “Pepín” de Heros, se fundó en Miranda el 22 de febrero de 1992. Fue su primer Hermano Mayor Luis Antonio García Suárez, Secretario: Manuel Antonio García Solís, y tesorero: Darío García Solís. Vocales: José María García García, Joaquín Rodríguez Gutiérrez, Ángeles Ceínos Suárez, y Manuel Ángel García Mariño.

 Empezó con 35 hermanos fundadores que luego se ampliaron a 116, de los que 40 visten el hábito de la Cofradía, en la procesión de las antorchas, el Viernes Santo de noche. El hábito consta de capuchón, túnica y capa de color negro adornada por un corazón traspasado por siete espadas doradas. Se apoyan en un bastón con luz resguardada con un fanal de vidrio.

Los estatutos de la Cofradía fueron aprobados en 1993.

  ASOCIACIONES LAICAS

 A las Asociaciones de tipo laico, como fueron las MUTUALIDADES de Artime y Perpetuo Socorro, EL PROGRESO, EL CÍRCULO REPUBLICANO, SINDICATO AGRÍCOLA, etc. merece la pena dedicarles un capítulo aparte dada su gran labor cultural y social.
 Las Mutualidades escolares tenían por fin, como se hace constar en el Reglamento, estimular "el ahorro", establecer "el seguro mutuo de enfermedad", "la constitución de dotes infantiles" y "cualquiera otra obra de previsión o bien social..."
 La primera fue fundada por un maestro, don José Fernández Artime. Esta fue secundada por doña Faustina Alvarez García, madre de Casona. Durante los años 1914, 15, 16 y 17 publicaron una Memoria-Balance que recoge día a día las actividades que llevaron a cabo en ese tiempo.
  La Mutualidad Artime organizaba conferencias a cargo de destacados personajes de la vida literaria, económica, religiosa y política de Avilés, y según cuentan las Memorias eran muy concurridas.
 La Mutualidad "Perpetuo Socorro" fue fundada por la maestra doña Faustina Álvarez García. Ella misma nos cuenta cómo nació su Mutualidad: "...convoqué el jueves a las madres de familia, les hablé de las grandes ventajas de la Mutualidad, de la necesidad de implantar la de niñas en Miranda, y el resultado fue la inscripción de 40 mutualistas que apostaron la peseta que ha de figurar como primera imposición en la libreta de dote infantil reservado...".
 
 No tengo noticias fidedignas de cómo fueron languideciendo las Mutualidades ya que los Archivos escolares han sido pasto del fuego incomprensiblemente. La guerra civil dio al traste con lo poco que quedaba.
Sería prolijo enumerar con pelos y señales los avatares de las demás asociaciones culturales, deportivas, recreativas, sociales y hasta políticas. Enumerémoslas al menos de paso con una breve reseña de cada una:
 Centro republicano que luego se dividiría en varios bandos: partidarios de Pedregal, partidarios de San Miguel y Radicales (Asturias. La Habana, nº 88, año 1916). Tenían su sede en la casa propiedad de Natividad Muñiz, hoy cafetería. Uno de los presidentes fue el padre de Nati.
 El Progreso de Miranda fundado en 1918. Conservamos su Reglamento, impreso en Avilés, Imp. La Esperanza. Fue su primer presidente don Manuel Rodríguez García, secretario don Adolfo González y González. Consta de 37 artículos y VIII capítulos. Sus fines son: el bienestar de los asociados, fundar una biblioteca, organizar conferencias, viajes, etc.
El Sindicato Agrícola Santo Domingo, fundado el 28 de octubre de 1924.
El Centro Cultural, fundado en 1934. Fue interesante la labor que desarrolló su grupo teatral que llevaba el sonoro nombre de "Macatrún" y que puso en escena varias obras de humor. Paralelamente estaban trabajando en este campo de la escena algunas Agrupaciones artísticas a la sombra de la iglesia, dirigidas por Josefina Gutiérrez en el Catecismo o las que trabajaron durante el periodo en que funcionó el Teleclub juvenil.
 La Junta parroquial nace en 1965 transformándose más tarde y por motivos de eficacia  en la Asociación de Cabezas de Familia (1967) para desembocar en la actual Asociación de Vecinos (1982) siempre adaptándose al momento coyuntural y en aras de la eficacia en la gestión municipal. Durante el período en que funcionó la Junta Parroquial fue interesante la iniciativa de Don Valentín Maciñeiras de crear dentro de la misma Junta un organismo llamado Asociación Social pro vivienda mediante el cual los socios podían llegar a poseer su casa propia. Las bases de tal iniciativa así como la patente de explotación están en poder de la parroquia.
Tras una labor lenta y difícil se crea la Cooperativa de Transportes Santo Domingo (1971) que después de haber cumplido con su misión durante 18 años en 1989 dejó de existir para pasar a formar parte de una empresa avilesina.
 Modernamente y cada una con una larga historia de realizaciones, destacaremos:
 El grupo folk Madreselva, con varios discos, grabaciones en TVE y regional, premios y muchos éxitos.
La Escuela de Cerámica.
Los Xagós del garo de corta vida. Asociación cultural recreativa con sede en la Casa de Cultura que bajo la dirección de Rufino Muñíz Cires llevaron a cabo una serie de festejos.
Los xagós del arroz, asociación creada por la Asociación de vecinos para mantener y elevar de año en año el Festival del Arroz a la asturiana.
Asociación de vecinos.
Amas de Casa.
Apas del Colegio Nacional y Luisa Marillac.
Miranda Club de Fútbol.
...

 Toda esta labor y despliegue asociacionista que hubo en la parroquia responde de algún modo a la inquietud cultural, social y deportiva, así como recreativa que siempre ha latido en el corazón de sus gentes. Que las nuevas generaciones la mantengan. En otro lugar aportamos más datos.

Cruz de Santo Domingo

 


Ir al principio de la página  
Páginas en construcción.
Disculpen la molestias.
Ir a la página principal