LOS ÚLTIMOS CALDEREROS.


SEGUNDAS JORNADAS 
SOBRE LENGUAS GREMIALES 2003
TENDRÁN LUGAR EN LA CASA DE CULTURA DE AVILÉS
SEGÚN PROGRAMA QUE SE FACILITARÁ OPORTUNAMENTE
ENTRE OTROS ACTOS PENSAMOS HACER LA PRESENTACIÓN DEL
"DICCIONARIO DE LAS SEIS LENGUAS GREMIALES ASTURIANAS"
 

A LA ESPERA DEL PROGRAMA, QUE SE PUBLICARÁ PRÓXIMAMENTE, DEJAMOS AQUÍ EL ELABORADO Y LLEVADO A CABO EL CURSO PASADO A FIN DE QUE SIRVA DE ORIENTACIÓN PUES EL DE ESTE CURSO, 2003, SEGUIRÁ POCO MÁS O MENOS EL MISMO ESQUEMA.
(Se admiten sugerencias)


 

PRIMERAS JORNADAS SOBRE LENGUAS GREMIALES
10 11 y 12 de octubre  de 2002
ORGANIZA: 
CONCEJALÍA  DE  EDUCACIÓN  Y CULTURA DEL AYUNTAMIENTO DE AVILÉS, Y 
EL SEMINARIO DE BRON, de MIRANDA 
DIRECCIÓN: JOSÉ MANUEL FEITO.
COORDINACIÓN: MERCEDES GARCÍA MARTÍNEZ
FECHAS: DEL 10 AL 12 DE OCTUBRE DE 2002.
LUGAR: SALA DE CONFERENCIAS.
                CASA M. DE CULTURA DE AVILÉS.
REQUISITOS: LIBRE ACCESO.
OBJETIVOS: Rescatar, dignificar y dar a conocer
las lenguas gremiales de algunos artesanos, salvándolas 
de ser confundidas con el argot del hampa o de la 
delincuencia.
PROGRAMA
Jueves, día  10
13:00 h.
Inauguración del PASEO DEL BRON. Parque
La Carriona-Miranda.
17:00 h. 
Entrega de documentación a los asistentes. 
Inauguración a cargo de Román A. Álvarez.
17:30 h.
Presentación del libro Los Caldereros de Miranda. Historia. Antología. Vocabulario, de J. M. Feito y el Seminario del Bron, a cargo del Concejal de Educación y Cultura del Ayuntamiento de Avilés, D. Román A. Álvarez González.
18:15h. 
El Bron de Miranda, de San Juan de Villapañada y el Broun de Auvernia (Francia)
por
D. José Manuel Feito.
Premio Nacional de Artesanía “Marqués de Lozoya”
y director de las Jornadas.
19:00
      El Barbeo: La Jerga de los donjuanes de Peñamellera. 
por
Srta. Celina Pérez Melero.
Lda. en Filología Hispánica. Universidad de Oviedo.
El Migaña de los pastores de Milmarcos y Fueltelsalz (Molina de Aragón. Guadalajara)
por
Representación de la Asociación de Amigos de Milmarcos

Los arrieros de Quintanar de la Orden (Toledo)
por
   D. Antonio Zaragoza Jiménez.
   Prof. IES Quintanar de la Orden.

  Viernes, día 11
  10: 00 h.
Las Jergas, Verbos o latíns de Galicia.
por
 Srta. Carme Hermida Gulias.
Profesora Titular de Filoloxía Galega. 
Universidade de Santiago de Compostela.
10:45
   La Gacería de los Briqueros de Cantalejo.
por
Dr. Francisco Fuentenebro Zamarro. 
Cronista Oficial de Cantalejo. Académico de la Real Academia de Historia y Artes de Segovia.

12:00 h.
Recepción en el Ayuntamiento a todos los ponentes de las Jornadas a cargo del Alcalde: D. Santiago Rodríguez Vega

13:00 h.
   Las lenguas Gremiales de Cantabria.
por
   D. Fernando Gomarín.
Fundación CDESC (Santander)
17:00
Mesa Redonda: Las lenguas Gremiales en Asturias.
Celina Pérez, Eugeno Campandegui, Ramón Melijosa, Enrique González, José Naveiras, Álvaro Valdés, José M. Feito
18:15 h. 
El “Burón”, la Jerga de los Fornelos (León)
D. Alejandro Álvarez López.
Ldo. En Filología Hispánica (Lengua y Literatura).
Universidad de Oviedo.
Prof. IES de Posada de Llanera (Asturias).
Mesa Redonda: Las lenguas Gremiales en Asturias.

19:00 h.
Territoriedad del Concejo de Avilés
por Justo Ureña
Cronista Oficial de la Villa
19:45
Conclusiones de las Jornadas
a cargo de los Alumnos del Seminario del Bron. 
20:15
Clausura de las Jornadas y entrega 
de las tesseras de hospitalidad y hermanamiento a 
los participantes a cargo sel Sr. Alcalde D. Santiago Rodríguez
Sábado, día 12 
10:00 h.
Visita opcional  al Museo Etnográfico de Grandas de Salime


CURRICULUM  DE  PARTICIPANTES

  FERNANDO GOMARÍN GUIRADO:  Santander 1950.      Etnógrafo. Fundador del Aula de Etnografía de la Universidad de Cantabria.  Miembro de la Sociedad Española de Musicología, Etnografía y Folklore. Colaborador del Instituto Universitario Seminario Menéndez Pidal de la Complutense de Madrid, etc.    Trabaja en el estudio del Romancero de Cantabria.

    FRANCISCO FUENTENEBRO ZAMARRO.  Cantalejo. Segovia.
    Licenciado por la Universidad de Comillas, Gregoriana y Complutense en Filosofía, Teología, Historia de la Iglesia.
    Doctor en Historia Civil.
    Canónigo Archivero. Cronista Oficial y Académico correspondiente de la Real Academia de la Historia y Artes de Segovia.
    Publicó:  "Cantalejo. Los briqueros y su Gacería".

ALEJANDRO ÁLVAREZ LÓPEZ.- Trascastro. Fornela. León.
    Licenciado en Filología Hispánica. 
    Profesor de Lengua y Literatura en diversos Institutos de Secundaria en Asturias.
     Trabajos sobre los guarnicioneros de Fornela y su lengua.

      CARME  HERMIDA GULIAS.- Santiago de Compostela.
     Profesora titular de Filoloxía Galega en la Universidade de Santiago de Compostela.
    Autora de numerosos artículos en defensa del gallego.
    Coautora del "Diccionario gallego- castellano".

      CELINA PÉREZ MELERO.- Panes. Peñamellera.
      Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Oviedo
      Colaboró con el profesor García González en la recogida de vocablos del Barbeo y el Ergue.
     Tiene varias publicaciones sobre Peñamellera.

      JOSÉ MANUEL FEITO.- Miranda de Avilés.
      Premio Nacional de Artesanía "Marqués de Lozoya" 1983
       Miembro del Instituto de Estudios Asturianos.
      Varias publicaciones sobre artesanía, en especial sobre la Cerámica Tradicional Asturiana.
       Prepara el Vocabulario e historia de los caldereros en colaboración con los alumnos del Seminario del Bron (Miranda).

ASISTIRÁN A LA MESA REDONDA SOBRE JERGAS EN ASTURIAS, ADEMÁS DE CELINA PÉREZ Y J.M. FEITO: 

EUGENIO CAMPANDEGUI
sobre el Mansolea de los zapateros de Pimiango.

RAMÓN MELIJOSA CUEVAS
sobre la Xíriga de los tejeros de Llanes.

ENRIQUE GONZÁLEZ GAVELA
sobre la Tixileira de los cunqueiros de Degaña.

ÁLVARO VALDÉS DÍAZ
sobre el Bron de San Juan de Villapañada.
 

BORRADOR PARA CONFECCIONAR LAS CONLUSIONES DE LAS I JORNADAS SOBRE LENGUAS GREMIALES. Sometido
a revisión  y abierto a todo tipo de sugerencias.
Convocar para el próximo año, octubre de 2003, las II Jornadas por estas mismas fechas y con los parecidos objetivos, temas, ponentes, e invitar a otros, etc.
Publicar los trabajos presentados en estas Primeras Jornadas cara al próximo año. Seguir repartiendo las téseras de Hospitalidad a todos los ponentes  cada año.
Invitar a tomar parte en ellas todos aquellos pueblos, entidades, gremios o asociaciones culturales que tengan  o sepan de alguna de estas lenguas, lo mismo que a todos sus estudiosos. Desgraciadamente no abundan.
Establecer unos lazos de relación entre los pueblos a través de los ponentes de estas primeras Jornadas :Galicia, León, Santander, Segovia, Guadalajara, Toledo y Avilés (Miranda) a través de un Boletín que puede empezar siendo una Web y un correo electrónico, intercambiando experiencias, sugerencias, proyectos, bibliografía, nuevas lenguas halladas, etc.
Crear o potenciar Museos que recojan además de los utensilios, objetos y productos de estos artesanos, todo lo referente a su lengua gremial, tal como documentación escrita, oral, gráfica, etc.
Potenciar en la misma medida la búsqueda de elementos tanto literarios como gráficos o laborales de los gremios asturianos: Caldereros, tejeros, zapateros, canteros, cunqueiros y cesteros...
Crear un gremio con vistas a su estudio que pudiera llamarse  Gremio de Recuperación y Estudio de Lenguas de Oficio.
Publicar los Vocabularios inéditos, estudios o trabajos de campo...
Crear talleres con vistas al souvenir y a la decoración puesto que el uso ya fue suplantado por modernos utensilios y maquinaria industrial
Puesta al día de los Vocabularios existentes. Creación de textos literarios en prosa y verso con visitas a crear certámenes, enriquecer los textos de los pregones y revistas de fiestas, Cancionero, Devocionario, etc.
Diccionario Comparado  General de todos los Vocabularios existentes.
... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ...
 
Aunque no se han cubierto todas las metas que nos propusimos sí se llevó a cabo un gran paso en el entendimiento e inquietud entre los ponentes y participantes por conocernos más, investigar más lugares y oficios, y estudiar y divulgar más a fondo estas reliquias lingüísticas de los viejos artesanos a punto de desaparecer.

Una tésera,
símbolo de hermanamiento entre los diversos pueblos en los que se hablan lenguas gremiales. En concreto desde Miranda de Avilés, en donde han empezado las Jornadas, se han concedido  a  Fornela (León), a San Juan de Villapañada (Grado),  a Aurillac (Auvernia) siendo enviada al  Museo de Artes y Tradiciones Populares de París por ser el Centro que más documentación conserva sobre el Broun, a Llanes,  a Panes, a Pimiango, a Ribadesella, a Grandas de Salime (Museo) en representación de la tixileira de Degaña, a la representante de las cuatro LG de Galicia, a Trasmiera (Santander), a Quintanar de la Orden (Toledo), y a Molina de Aragón (Guadalajara)... Las tésera, usadas ya por los romanos y las tribus de zoelas y pésicos son de cobre. Llevan una inscripción en Bron, y media caldera símbolo o contraseña de hermanamiento. Leyenda:

PRIMERUNFAS XORNERAS
SOBRE MINXAS GREMILAES
AVILÉS.

Deleve univeo de Dembre octo de
daus deleves rabaleiros daus.
(11-10-2002)
DEL GARO DE LOS XAGÓS
AL GARO DEL BROUN (AUVERNIA)
TESSERA DE XAGOTERO AMIGUITARIO

HISTORIA DE LA CALDERERÍA MIRANDINA
 

 Sin acudir a la leyenda, se dice que las tribus pésicas que poblaron en la prehistoria la zona de Avilés, ya usaban para firmar sus contratos de hospitalidad, según, el Marqués de Teverga, unas planchas de cobre llamadas tesseras.

  Fernández Guerra remonta esta industria mirandina  a los tiempos de la dominación romana. David Arias aduce la noticia, sin documentar, tomada del Archivo Municipal de Avilés en la que se especifica que los caldereros de Miranda pagaban por alcabala o renta al rey el año 1606, tres mil maravedíses al año, no tenniendo trabas en el oficio. Estas vinieron más tarde ya que existen títulos de examen del oficio de calderero, dirigidos al Ayuntamiento o Regimiento de la Villa, como allí se denomina, expedidos por el Corregidor de León y que debían ser confirmados por la Junta de la Villa de Avilés dando licencia para usarlos.
 En el Archivo Municipal de Avilés, legajos del s. XVIII se encuentra la relación de familias que vivían por entonces en Miranda y que ascienden a 143 de las que 38 hombres estaban dedicados a la alfarería y el resto al oficio de caldereros cuya labor alternaban con las faenas del campo, y las mujeres con tejer el lino y la lana.
 El calderero participaba en el remate y acabado de las piezas poniendo asas, aros y orejas de hierro a las calderas, lo que también producía ciertos márgenes de beneficio.

 INSTRUMENTAL.- Fundamentalmente se usaban martillos de espanzar, de rebatir, de fondo, de pared, mazos de madera de manzano para que no "esfilacharan", la estaca o yunque, barra de hierro que una vez hincada en el suelo servía para remachar los clavos de la guarnición, claveras donde se llevaba a cabo los remaches, punzones, aros, orejas, asas...

 PARTIDOS

 Hay dos salidas importantes fuera del Principado, la ruta de Castilla y la ruta de Galicia, ambas coincidían con las dos rutas más importantes que llevaban por la costa y desde León, a los peregrinos hasta el sepulcro del Apóstol Santiago.
 Es curioso el que los caldereros tuvieran tres zonas de venta (en bron no se pasa en la numeración de tres), la primera era Asturias en todos sus rincones, sobre todo la zona oriental hasta Pimiango en donde aún recuerdan a un calderero llamado Francisco que tenía un hermoso caballo blanco. Recorrían los pueblos de Cangas de Onís, Infiesto, Arriondas y Villaviciosa. Esta era la zona que trabajaba Manolo Cadenas. La zona de Tineo era visitada por Pin, la de Riaño por Daniel y Cruz, la de Pola de Lena por José Antonio y Flor de Dios... Eran zonas dentro de Asturias asignadas tradicionalmente a una familia. Más curiosas son las otras dos a las que se dirigían por los viejos caminos de herradura o carreteras luego y era la zona de Galicia y la zona de Castilla, "garos gallaicos y castunfos" como dicen en bron.

PARTIDO DE GALICIA

 Desde Miranda hacia Galicia había dos o tres rutas de salida que los caldereros aprovechaban para asistir a los mercados que les cogían de camino. La primera era por La Curtia hacia Soto del Barco y Muros, la segunda por Pillarno hacia Pravia para seguir luego por la Espina y la tercera por la Peral, y La Raigada (Juan Uría, Peregrinaciones... t. II, pág. 559), Grado y san Juan de Villapañada siguiendo por Cornellana y La Espina.
 Este camino costanero nos lo describió hace años Luis Muñiz "El Catalín" criado de Celesto Pepín de Rita. Salían de Miranda al día siguiente de san Agustín y no regresaban hasta el 1º de mayo. hacían por lo tanto solamente una campaña y la zona comprendía parte de la provincia de Coruña en su parte más occidental.
 El itinerario era el siguiente: una vez que desde Miranda llegaban a Soto del Barco se dirigín a comer a San Martín de Luiña y a dormir a La Venta del Jarro en Canero.
 El 2º día comían en Navia y dormían en Vegadeo.
 El tercer día comían en Mondoñedo para llega a dormir a Villalba; esta fecha la hacían coincidir con la festividad de San Ramón para asistir a la feria que tiene lugar allí ese día.
 El 4º día comían en Guitiríz en dormían en Betanzos.
 El 5º día comían en Payosaco y llegaban a dormir a Buño, que era el centro nodriza de este partido y en donde almacenaban la mercancía traida desde Avilés, después de recogerla en La Coruña a donde era transportada por barco o por tren. La mercancía se componía de calderas de cobre o mauras, potes de hierro o topos. Últimamente, cuando el cobre se vendía peor, se dedicaron a vender mantas ("plegosos" o cobertores) adquiridos en la tienda de Eloy Caravera y en los Telares donde trabajaban famosas texedoras de Miranda. Una vez la mercancía en Buño la distribuían entre otros dos puntos: Payosaco y Agualada, siendo, cosa curiosa, siempre uno de estos tres puntos la partida en sus expediciones. De nuevo el numero tres.
 Los caldereros iban de pueblo en pueblo durante seis días a partir del martes. Los domingos los dedicaban a visitar las ferias y mercados donde aprovechaban para vender los pesados potes de hierro más difícil para su traslado a los pueblos más altos y alejados que las calderas. Los lunes dscansaban, entregaban las mauras viejas que habían cambiado por las nuevas, reponiendo lo vendido y entregando cuentas los crados al "manate" o calderero mayor.
 Su llegada a los pueblso era puntualmente anunciada por los mismo lugareños: "Llegaron los caldereros". "Era una vida muy dura, sigue diciendo Luis, con frecuencia dormímos entre las mulas con las albardas de almohada y comíamos donde cuadraba". Pasaban por allá la Navidad y la Pascua "celebrándolo a nuestro modo, aunque siempre pensando en la familia... Cuando llegaba la hora de regresar a Miranda el camino se hacía a veces en cuatro días..."PARTIDO
                                                                                                    DE CASTILLA

 El partido de Castilla lo trabajaron desde siempre "los Merinos". Comprendía la zona nosrte de León y dividían la campaña en dos, la campaña de verano que duradba desde febrero hasta San Pedro, y la de invierno desde San Agustín a Navidad. En febrero los caldereros estaban aún en Miranda hasta el Miércoles de Ceniza. Este día todos hacían el Cumplimiento Pascual, costumbre que aún hoy se mantiene para esta práctica annual de la Iglesia, a veces si caía tarde las autoridades eclesiásticas les daban permiso para adelantar la fecha.
 El calderero no solía blasfemar y era bastante religioso, basta observar su vocabulario religioso en la jerga del bron y alguno de sus motes que por blasfemia seguramente dirían un eufemismo como el de "Flor de Dios" que siguió luego de mote a la familia.
 Salían de Miranda por el camino viejo o carretera antigua a comer a Ovieo y a dormir a Pola de Lena.
 El segundo día comían en Pajares y dormían en la Robla. Empleaban por tanto solo dos jornadas. La Robla era el centro nodroza de expedición de esta zona o partido desde el que trabajaban los pueblos de Murias de Paredes, la Vecilla y barrios de Luna, etc.
 Un segundo centro dependiendo d ela Robla era Bembibre desde donde salían para los pueblos del Bierzo,
 y el terecer centro era Veguellina que comprendía la Bañeza, Astorga, santa María del Páramo, etc. De esta zona nos informa Generoso y Constante Rodríguez. "La propaganda se hacía sola, nos dice Generoso, pues al llegar a los pueblos los niños del lugar nos esperaban alborozados y recorriendo el pueblo iban gritando: ¡ahí están los avileses!".
 Las calderas de cobre se usaban en esta región para cocer los piensos para los animales. Vendían o cambiabamn las calderas viejas por la snuevas, igual que en Galicia. y esra en estas ventas o truequyes donde los caldereros, siempre dos o más, echaban mano de su argot:
 Mutil, quilla la maura xeva (muchacho rompe la caldera vieja). Y el mutil o criado con un punzón agujereaba disimuladamente la caldera, de forma que al día siguiente al ver que su caldera echaba el agua el cliente la cambiaba por otra nueva. esta operación se conoce en el bron cocmo "sinar al payo", engañar al paisano.
 El cobre se importaba en láminas o los cascos de las mauras en bruto que dos martineteros la retocaban y preparaban: uno de estos estaba en la calle de Rivero perteneciente a Gumersindo Arenas. La misión del caldereros antes de venderla era unicamente guarnecerla o sea, ponerle las anillas, aros, y asas y orejas de hierro en los talleres de Miranda.

 En la nómina de caldereros que obra en los Archivos Municipal de Avilés del s. XVIII hay una curiosa división en el trabajo de estos. En datos de 1771 se dice:
 José Calvo de Vidoledo tratante de cobre.
 Mateo Fernández Bendoval en el Camino Real: calderero de herramienta.
 Juan de la Granda, hijo de María Falcón, cuyo ofico es la rueca.
 José la Granda: Tratante en el arte de la calderería.
 Francisco López: comeciante en cobre.
 Jacinto Bernando: tratante de calderero.
 Fernando Fernández: comerciante en cobre y otras cosas dentro y fuera del Pricipado.
 Francisco de la Granda: tratante en el comercio de la calderería.
 José Calvo: calderero de herramienta, es decir, componer calderas.
 Manuel de la Granda: Tratante de calderería que anda con la ferramienta...
 Un somero análisis de lo anterior deja ver a las claras las diversas especialidades que existían entre ellos con respecto a un mismo material: las calderas.
 Y declaran a continuación sus ganancias.
 Incluso lo hace alguna mujer en nombre de su marido, en los siguientes términos no carentes de cierta ironía:  "Realación que yo, María Conde, doy por ser la única en ausencia de mi marido Juan de Ávila que tiene de edad 36 años y dicho mi marido ya hace cuatro años que no vino a casa a causa de las pocas ganancias que tiene con la ferramienta en el trato y compostura de calderos por
astilla" (julio 1771).

 Durante el verano, época de labores del campo más duras en las que los pueblos permanecen mudos e inhóspitos, los caldereros volvían a Miranda. Contabanm sus andanzas y aventuras, hacían los libros: "tanto vendido, tanto "fiambrado" (fiado)..., guarnecían las nuevas calderas, pastoreaban los machos a fin de tenerlos bien a punto para la próxima campaña. Pero casi todo estaba al cargo de los criados. Porque el calderero tradicional era tenido como un señor cuando llegaba al pueblo. Lo decía la canción:
  "Los caldereros n´Asturias
  son regidores y alcalders
  en marchando pa Galicia
  son barrenbderos de calles".
 De hecho uno de los motes que pervive, el del último calderero, alude a un cargo importante, el de "merino" o vicelacalde. De todas formas los vecinos cambiaban a menudo la letra pues veían que no era del todo cierto dándose el caso de que algunos se casaron con gente económicamcamente fuerte en pueblos de su zona. Por eso en Miranda les decían:
  "Los caldereros n´Asturias
  son barrenderos de calles
  en marchando pa´ Castilla
  son regidores y alcaldes".
 La calderería recibió un golpe de gracia al ser ventajosamente suplantada por las nuevas calderas de chapa galvanizada más baratas, resistentes y duraderas. El caldero ante esta sistuación se dedicó a vender otros objetos como eran los utemsilios de labranza: guadañas, hoces, etc., instrumental de cocina: sartenes, potes o bien otras mercancías como paños y lienzos y paraguas que compraban en Avilés u otros almacenes al por mayor. Pero aquello no era lo suyo y tuvieron que replegarse a otros oficios sedentarios. Empezaba la era industrial y agonizaba la artesanía.

    Damos una breve reseña de caldereros a partir del año 1884, fecha en torno a la erección de Miranda como parroquia, independiente de San Nicolás de Avilés:
Deogracias Fernández Alvarez. Era hijo de Bernardo y de Manuela, viudo y vecino de Serín-Gijón. Casa en Miranda a los 26 años el día 2-VII-1884 con Angela García Nuevo, de 21.
Adolfo González-Orbón González-Quilámez "El Misco". Se trata de un calderero hijo de Manuel y de Josefa nacido en Miranda en 20-XI-1865.
Antonio López Inclán, nació en Miranda el año 1832, hijo de José y María.
Domingo Martínez Rodríguez, hijo de José y Manuela, hermano de Manuel y Francisco, casa a los 24 años el 6-VII-1884 con Jesusa Alvarez Fernández de 22.

1885 Vicente Fernández Alvarez "Peslera" es el padre de los dos jóveves que murieron a la edad de 18 y 22 años el mismo día de enfermedad y pobreza. Nació el año 1866, aunque no aparece su partida en el Archivo. Era hijo de Joaquín (Antulo) y de Josefa. 1887
Florentino Antonio García Bernardo "Floro Mariyina" nace el 18-XI-1864. Era hijo de Bonifacio y María. Casa con Manuela Rodríguez Fernández.

1888.- Antonio García González, hermano de Ireno "el Peluco", ambos caldereros como su padre Domingo.

1889.- Antonio Fernández de las Arenas Alvarez, "Antulo", nace en Miranda el 10-XII-1862, hijo de Joaquín y de Josefa. 1890
Bonifacio González Nuevo "Bonifacio El Rincón" (a."Cerillas"), hijo de José y de Teresa, todos de Illas, casa a los 29 años el día 23-VIII-1890 con Manuela García Suárez de 24 años, hija de Julián "El Rincón" y de Juana Suárez.
Julián García-Otero Prendes "Julián El Rincón". Natural de Albandi, Carreño, hijo de José y María. Casó con Juana Suárez del Busto. 1891
Manuel Sánchez-Calvo Varela, "Cadenas" nace en Miranda el 2-II-1860. Era hijo de Francisco Sánchez-Calvo Suárez y de Genoveva Varela García.
Manuel Rodríguez Muñiz "El Merín" del barrio de Villanueva donde viven actualmente su hijos Isidro y Concepción. Era hermano de Celestino e hijo de Feliciano, de quien hereda el oficio de calderero, y de María. Nace en 1872 y casa a los 24 años el 1-VIII-1896.

1898.- Manuel Fernández Fernández "El Dios". Nace en Pillarno-Castrillón hacia 1876. Era hijo de José y Generosa. Contrajo matrimonio el día 30-IV-1898, a los 23 años, con Felisa Fernández Martínez, de 18 años, natural de Miranda.
José Antonio Sánchez Blanco "José Antonio el Calvo", natural de La Carriona donde nació hacia 1878, e hijo de Juan y Juana, contrae matrimonio el día 1-VII-1899 a los 21 años con María Concepción García Fernández de 19 años.

1900.- Celestino Rodríguez Muñiz "El Merín", nació en Nondivisa el 7-III-1871. Hijo de Feliciano Rodríguez Martínez "El Merín" y de María Muñiz de la Campa, ambos de Miranda. Sus hijos Constante y Generoso heredaron de él toda la tradición calderera, siendo los últimos caldereros de Miranda. Con Generoso muere esta larga tradicion artesanal. 1901
Generoso Sánchez Blanco, de la familia "El Famiento" cuyos apellidos completos son: Sánchez-Calvo Blanco-Victorero, nació el día 14-IV-1867. 1905
Cruz y Daniel García López fueron dos caldereros nacidos en La Carriona que trabajaron la zona asturiana de Riaño y cuyos nombres aparecen siempre asociados en la historia de la calderería xagó. Cruz Felipe había nacido el 4-V-1879. Daniel nació el 2-I-1881.

1909.- Manuel Suárez Fernández, hermano de "Pin", nace en Miranda el 6-X-1881. Se casa en Tineo con Inocencia Suárez el día 13-I-1909 una vez que se estableció en dicha villa, y allí llevó a cabo sus actividades en la venta y oficio de calderero. No tenemos en el archivo más noticias de él.
Manuel García-Arboleda Alvarez-Mijares "Flor de Dios (hijo)" comerciante y calderero, había nacido en Bao el 27-IX-1876.

1918.- José Constantino Suárez Fernández "Pin", de La Carriona. Nació el 9-VI-1886. Trabajó la calderería en la zona de Tineo en donde su hermano Manuel se quedó a vivir. Fue víctima de un atraco el día 4-XII-1960 en la fábrica donde trabajaba de guarda jurado, después de retirarse.
José Antonio Suárez Martínez "Cánovas". Aunque según el parecer de muchos, fue más bien vendedor que calderero, por tal se le tenía en Miranda. 1921
Francisco Suárez Martínez "Quico el Cojonudo", nació en Miranda el 4-XII-1893. Fue su padrino el padre del "Rey de la Patagonia", Manuel Menéndez Cañedo, alcalde de la localidad. Ejerció de calderero muchos años con su hermano "Cánovas" por toda la provincia.
Manuel Suárez Martínez, hermano de "Quico" y de "Cánovas" fue uno de los criados del calderero "Manuel Cadenas", natural de Miranda, falleció a los 31 años de tuberculosis el día 21-I-1919.

1921.- Luis Muñiz Suárez "El Catalín", hizo la ruta gallega con Pepín de Rita. Luis había nacido en Miranda el 12-XI-1896, hijo de Faustino Muñiz Alvarez y de María Suárez Alvarez de la Campa, hermana de Pepín de Rita. 1922
Celestino Suárez Alvarez de la Campa "Celesto Pepín de Rita", nació el 20-III-1872, hijo de "Pepín de Rita". Celestino se desplaza con su padre a tierras de Buño-Coruña donde contrae matrimonio con la hija de un médico llamada María Abelenda Conde el día 6-IV-1922.
Generoso Rodríguez García "El Merín". Fue el último calderero. De él hemos recogido infinidad de anécdotas, así como la nómina de los artesanos contemporáneos o de la última etapa. Nació en Nondivisa el 11-III- 1903. Era hijo de Celestino Rodríguez Muñiz, calderero, y de Aurelia García Suárez, nieto por línea paterna de otro calderero: Feliciano Rodríguez Martínez. Trabajó la zona de Castilla con su hermano Constante Rodríguez García "El Merín", nacido en Nondivisa el 16-XI-1897. Una vez que dejaron de salir a vender cobre, se instalaron en el barrio de Nondivisa regentando un establecimiento comercial. Constante falleció el día 24-XI-1976. Su hermano siguió tras el mostrador hasta bien entrados los noventa falleciendo en su casa de Nondivisa a los 99 años el día 3 de marzo del año 2002. Fue todo un símbolo del gremio calderero.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&


Ir al principio de la página   Ir a la página principal