Edward Montgomery Clift (n. 17 de octubre de 1920 - m. 23 julio de 1966) fue un actor estadounidense nominado a los premios Oscar, Globo de Oro y BAFTA.

 



Primeros años 

Clift nació en Omaha, Nebraska, hijo de Ethel Anderson Fogg Blair y William Brooks Clift, un banquero proveniente del Sur. Tenía una hermana gemela, llamada primero Roberta pero a la que después le cambiaron en nombre para llamarse Ethel, y un hermano mayor, Brooks, ex marido de Eleanor Clift, la columnista y comentarista política.


Carrera 

Con su aparición en Broadway a los trece años, Clift obtuvo éxito en los escenarios y actuó allí durante diez años antes de viajar a Hollywood, debutando en Río rojo (1948), con John Wayne. Tanto John Wayne como Walter Brennan se sintieron indignados por la homosexualidad de Clift, y se mantuvieron alejados de él durante la grabación de la película. Por su parte, Clift se sentía ofendido por la inclinaciones ultraconservadoras de los dos actores. En 1958, rechazó un papel en Rio Bravo, que lo hubiera reunido de nuevo con Wayne y Brennan, papel que interpretaría Dean Martin.


Montgomery Clift en Yo ConfiesoTambién en 1948, Clift fue nominado a un Premio Oscar al mejor actor por su interpretación en La Búsqueda. Desde entonces, asentaría un nuevo modelo de actor protagonista: sensible, emocional y con una belleza melancólica, el tipo de hombre que una mujer querría cuidar. Su carrera estuvo repleta de éxitos, interpretando muchos papeles nominados al Oscar y convirtiéndose en un ídolo por su presencia y atractivo. Sus escenas de amor con Elizabeth Taylor en Un lugar en el sol (1951) estableció un nuevo estándar para el romance en el cine. Sus papeles en De aquí a la eternidad” (1953), donde interpreta al soldado de infantería Robert E. Lee Prewitt, y en El baile de los malditos (1958) son considerados los más característicos de su carrera. Según parece, Clift rechazó los papeles protagonistas en El crepúsculo de los dioses (1950) y Al este del Edén (1955).

Clift y su rival en la pantalla, Marlon Brando, que casualmente nació en la misma ciudad –Omaha, Nebraska-, fueron conocidos popularmente en Hollywood como “Los gemelos de oro”, por su rápido ascenso al estrellato.


Accidente de coche 

El 12 de mayo de 1956, mientras filmaba El árbol de la vida, su coche se empotró contra un poste de teléfono tras salir de una fiesta en casa de Elizabeth Taylor, co-protagonista de la película y una de sus mejores amigas desde que rodaron juntos Un lugar en el sol. Avisada por su amigo Kevin McCarthy, que había presenciado el accidente, Taylor corrió hasta el lugar y salvó a Clift de morir ahogado extrayéndole dos dientes que se le habían clavado en la garganta. 

Clift fue sometido a cirugía plástica y fue Elizabeth Taylor quien evitó que la prensa molestara al actor durante su estancia en el hospital y evitó que se le fotografiase hasta que su cara fue correctamente tratada y reconstuida. Volvió tras unas semanas para terminar la película. Ambas caras de Clift, antes y después, aparecen claramente en la película. Hacia esta fecha, Clift empezó a abusar del alcohol y los calmantes, y su salud se deterioró. Él y Taylor fueron grandes amigos hasta su muerte.


Carrera tras el accidente

Su carrera tras el accidente de coche ha sido denominada frecuentemente “el suicidio más largo de Hollywood”, debido al abuso de sustancias ilegales. En su primera película desde el accidente, Clift protagonizó Río salvaje (1960), junto con Lee Remick, un film incluido en el Registro Nacional de los Estados Unidos. También coprotagonizaría Vidas rebeldes en 1961, que resultaría ser la última película de Marilyn Monroe y Clark Gable. Monroe, quien también estaba teniendo problemas emocionales, describió a Clift como «la única persona que conozco que está aún peor que yo». 

Su estilo de vida autodestructivo estaba arruinando su salud. Universal lo demandó en 1962, durante la grabación de Freud (Pasión secreta) por sus frecuentes ausencias. El caso se resolvió fuera de los juzgados; el éxito de taquilla de la película resultó beneficioso para ambas partes.

Clift recibiría una última nominación a los Oscar como mejor actor de reparto en ¿Vencedores o vencidos? (1961), en un papel de siete minutos. También participaron Spencer Tracy, Marlene Dietrich, Maximilian Schell, Burt Lancaster y Judy Garland. 

El director, Stanley Kramer, escribiría en sus memorias cómo Clift no conseguía recordar sus lineas, a pesar de que sólo salía en una escena: «Al final le dije ‘Mira, Monty, olvídate de las lineas. Tú estás en el estrado. El fiscal te dice algo, y luego el abogado de la defensa te ataca con dureza, y tú echas un vistazo al guión y sueltas una palabra. Eso estará bien. Di lo que sea, en realidad no importa. Simplemente vuélvete hacia Tracy cuando quieras e improvisa algo. Estará bien porque eso mostrará la confusión de tu personaje.’ Él pareció calmarse. Nunca seguía el guión al pie de la letra, lo que dijera siempre encajaba perfectamente, y finalmente lo hizo tan bien como yo esperaba».


Sexualidad

Según algunos autores, Montgomery Clift era homosexual. Otros arguyen que era bisexual. Su biógrafo Michelangelo Capua afirma que «Monty durmió tanto con hombres como con mujeres, esperando descubrir sus propias preferencias sexuales». Añade que su madre «habla sin problemas sobre la homosexualidad de su hijo: ‘Monty se dio cuenta de que era homosexual muy pronto. Creo que tendría doce o trece años». (“Montgomery Clift: a Biography”, p.22)

Patricia Bosworth, que pudo hablar con su familia y con muchas personas que conocían al actor y habían trabajado con él, escribe en su libro “Montgomery Clift”: «Antes del accidente, Monty tenía incontables romances con hombres y mujeres. Encajaba con su personalidad el tener relaciones de esta manera… tras el accidente y su adicción, pasó a ser un hombre más serio y el sexo se volvió menos importante para él». De todos modos, siempre dio más importancia a los viejos amigos como Bill Le Massena, Maureen Stapleton, Elizabeth Taylor, Libby Holman o Ann Lincoln.


Muerte

Montgomery Clift murió el 23 de julio de 1966 a los 45 años por complicaciones de salud debidas a su adicción al alcohol y a las drogas. Se encontraba en su apartamento de la calle 61, situado en el Upper east side neoyorkino (conocido como el brownstone).

 Supuestamente, su asistente le oyó decir sus últimas palabras cuando lo llamó para que saliese de su habitación, preguntándole si quizás le gustaría ver Vidas rebeldes en la televisión, a lo que Clift contestó con rotundidad: "No, en absoluto". Fue enterrado en el Cementerio Quaker, Prospect Park, Brooklyn.

En el Paseo de la Fama de Hollywood, Clift tiene una estrella en el 6104 de Hollywood Blvd.


Filmografía (parcial)

Río Rojo (Red River, 1948) 
Los ángeles perdidos (The Search, 1948) 
La heredera (The Heiress, 1949) 
Sitiados (The Big Lift, 1950) 
Un lugar en el Sol (A Place in the Sun, 1951) 
Yo confieso (I Confess, 1953) 
Estación Termini (Terminal Station, 1953) 
De aquí a la eternidad, (From Here to Eternity, 1953) 
El árbol de la vida (Raintree County, 1957) 
Lonelyhearts (Lonelyhearts, 1958) 
El baile de los malditos (The Young Lions, 1958) 
De repente, el último verano (Suddenly Last Summer, 1959) 
Río salvaje (Wild River, 1960) 
Vidas rebeldes (The Misfits, 1960) 
¿Vencedores o vencidos? (Judgment at Nuremberg, 1961) 
Pasión secreta (Freud, 1962) 
El desertor (The Defector, 1966)

 

Algunas de sus mejores fotografías

         

         

         

         

         

         

         

         

         

         

         

         

         

         

         

         

         

 

Wallpapers

    

    

Mis Wallpapers

    

    

Volver